¿Existe el “Coolhunting” (1)?

Existe. El “coolhunting” está considerada como “una nueva profesión” a camino entre el marketing, la publicidad y la sociología.

Si nos ajustamos a la etimología de la palabra, diríamos que el término “coolhunting” está compuesto de 2 palabras:

  • “Cool”: Su traducción literal “frío” nos da una pista. Su acepción más ajustada hace referencia a “algo fresco”, a la moda, vanguardista…
  • “Hunting”: Gerundio del verbo “hunt”, hace referencia a “estar cazando”.

Así que posiblemente una de sus traducciones más acertadas sería “cazador de tendencias”.


¿De dónde sale?

Parece que el término fue acuñado por primera vez por Malcom Gladwell en 1997 y fue dado a conocer al gran público en el libro “No Logo” de Naomi Klein en 2001.

A partir de ese momento, el “coolhunting” se populariza creándose en algunos ambientes un mito romántico acerca del “coolhunter” como un profesional dotado de cualidades poéticas, intuitivo, una suerte de espía que viaja por todo el mundo cámara fotográfica en mano, retratando todos y cada uno de los detalles curiosos e innovadores que observa y a partir de los cuales “adivina” cuáles serán los gustos y costumbres de la sociedad a 15 años vista, indicando cuáles serán los productos de mayor éxito.

¿Cúal es la realidad? ¿Qué es el “coolhunting”?

La realidad es que el “coolhunting” es una actividad profesional consolidada. Se habla del profesional que observa lanzando una mirada holística, extensa, incisiva y objetiva a la sociedad.  Del profesional que se mueve entre los distintos dispositivos culturales sabiendo interpretar sus ritmos y significados. Su objetivo es extraer el mensaje latente y decodificarlo. Extrae lo que ya existe pero que todavía no es patente para la mayoría. El coolhunter detecta el brote, el primer gemido de la sociedad.

¿Para qué necesitamos “coolhunting”?

Las reglas del juego del mercado han cambiado a un ritmo vertiginoso en los últimos 5 años. La relación consumidor–brand (marca) ha invertido su dinámica: Ahora el consumidor manda y la marca se adapta.

¿Qué ha ocurrido?

  • En los últimos años se han producido grandes cambios socio-culturales.
  • La velocidad a la que cambian los usos y costumbres sociales se ha incrementado exponencialmente.
  • El mercado se ha saturado y la competitividad es extrema
  • El consumidor cambia su perfil rápidamente: Más participativo, activo, volátil, informado, unido.

¿Qué hacen las empresas?

Intentar conocer mejor al consumidor para ofrecerle el producto adecuado: necesidades, gustos, hábitos, cómo se expresa, qué canales utiliza, tipo de lenguaje, qué emociones busca.

¿Qué hace el “coolhunter”?

Observa, busca, investiga y ofrece a las empresas información acerca de esos procesos. El coolhunter observa el “hoy”, lo estudia y analiza, y en base a ello presenta sus propuestas sobre lo que el consumidor deseará “mañana”.

El trabajo del “investigador de tendencias” se ha convertido así en algo fundamental para la empresa actual:  Su estudio, análisis y propuestas proveen a las empresas de la información necesaria para responder con acierto a los cambios del entorno y los deseos del consumidor. Las empresas han encontrado en los servicios de “coolhunting” la base en la que centrarse para saber en qué productos o servicios deben concentrar su producción para ser líder del mercado y satisfacer a los consumidores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tendencias-Coolhunting y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s